VALNOC

Tabletas recubiertas

(ESZOPICLONA )

Hipnóticos y sedantes no barbitúricos solos (N5B1)

ADMINISTRACIÓN Y POSOLOGÍA
ADMINISTRACIÓN Y POSOLOGÍA
COMPOSICIÓN
CONTRAINDICACIONES
EFECTOS ADVERSOS
EMBARAZO Y LACTANCIA
FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA
FARMACOCINÉTICA Y FARMACODINAMIA
INDICACIONES
INDICACIONES
INTERACCIONES
PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS
PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS
PRECAUCIONES Y ADVERTENCIAS
PRESENTACIÓN
PROPIEDADES FARMACÉUTICAS
SOBREDOSIFICACIÓN

DOSIFICACIÓN: Se debe individualizar. Se debe recomendar que se tome una vez se esté acostado. Utilizar la dosis mínima necesaria.

Pacientes adultos: Dosis inicial de 2 mg inmediatamente antes de dormir.

Dosis de mantenimiento: 3 mg antes de dormir.

Pacientes adultos mayores: Dosis inicial 1 mg inmediatamente antes de acostarse.

Dosis de mantenimiento: Si se requiere 2 mg antes de dormir.

Pacientes con disfunción hepática severa

Dosis inicial: 1 mg antes de dormir.

Dosis de mantenimiento: 2 mg antes de acostarse.

Pacientes que toman concomitantemente fármacos inhibidores de la CYP3A4: La dosis inicial no debe superar 1 mg y la de mantenimiento 2 mg.

POSOLOGÍA: La dosis debe ser individualizada. Sin embargo, 3 mg es la dosis promedio más eficaz para el mantenimiento del sueño. En pacientes de edad avanzada con dificultades para conciliar el sueño, se recomienda iniciar con la mitad de la dosis, inmediatamente antes de acostarse. En pacientes con insuficiencia hepática severa la dosis inicial deberá ser de 1 mg. En pacientes que reciben medicamentos que inhiben la enzima CYP3A4 la dosis inicial de eszopiclona no debe exceder la mitad de la dosis recomendada.




DOSIFICACIÓN: Se debe individualizar. Se debe recomendar que se tome una vez se esté acostado. Utilizar la dosis mínima necesaria.

Pacientes adultos: Dosis inicial de 2 mg inmediatamente antes de dormir.

Dosis de mantenimiento: 3 mg antes de dormir.

Pacientes adultos mayores: Dosis inicial 1 mg inmediatamente antes de acostarse.

Dosis de mantenimiento: Si se requiere 2 mg antes de dormir.

Pacientes con disfunción hepática severa

Dosis inicial: 1 mg antes de dormir.

Dosis de mantenimiento: 2 mg antes de acostarse.

Pacientes que toman concomitantemente fármacos inhibidores de la CYP3A4: La dosis inicial no debe superar 1 mg y la de mantenimiento 2 mg.

POSOLOGÍA: La dosis debe ser individualizada. Sin embargo, 3 mg es la dosis promedio más eficaz para el mantenimiento del sueño. En pacientes de edad avanzada con dificultades para conciliar el sueño, se recomienda iniciar con la mitad de la dosis, inmediatamente antes de acostarse. En pacientes con insuficiencia hepática severa la dosis inicial deberá ser de 1 mg. En pacientes que reciben medicamentos que inhiben la enzima CYP3A4 la dosis inicial de eszopiclona no debe exceder la mitad de la dosis recomendada.




COMPOSICIÓN: Cada TABLETA recubierta contiene 2 mg de eszopiclona. Cada TABLETA recubierta contiene 3 mg de eszopiclona.

La eszopiclona es un agente hipnótico no benzodiazepínico derivado pirrolopirazínico de la clase ciclopirrolona, es el S-enatiomero de la zopiclona.

La eszopiclona es el primero y único fármaco aprobado por la FDA, para el tratamiento a corto y a largo plazo del insomnio, y el primero de su clase que ha demostrado no sólo su rápida eficacia como inductor del sueño sino también para mantenerlo durante toda la noche.




CONTRAINDICACIONES: Hipersensibilidad a la eszopiclona o a alguno de los componentes de la fórmula. Embarazo, lactancia y menores de 18 años. Miastenia graves, insuficiencia respiratoria, insuficiencia hepática. Personas que requieran ánimo vigilante. Evítese el uso concomitante con alcohol u otros depresores del SNC. Usar con precaución en pacientes geríatricos.




REACCIONES ADVERSAS: La eszopiclona en general es bien tolerada, sólo ocasionalmente genera efectos secundarios.

Las reacciones adversas informadas con mayor frecuencia (incidencia >= 1%) son: Cefalea, infección viral, lesión accidental, dolor lumbar, síndrome gripal, astenia, dolor torácico.

Aparato digestivo: Sequedad bucal, dispepsia, náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal.

Aparato cardiovascular: Migraña, edema periférico.

Sistema nervioso: Ansiedad, confusión, depresión, mareos, alucinaciones, disminución de la libido, nerviosismo, somnolencia, sueños anormales, euforia, neuralgia.

Aparato respiratorio: Infección, faringitis, rinitis.

Piel y anexos: Erupción cutánea, prurito.

Órganos de los sentidos: Disgeusia. Esta es dosis dependiente.

Aparato urogenital: Dismenorrea, ginecomastia, infección urinaria.

Osteomusculares: Mialgia.

Otros efectos adversos son cefaleas y vértigos.




USO EN EMBARAZO Y LACTANCIA

Embarazo: No existen estudios adecuados de eszopiclona en mujeres embarazadas, debiendo utilizarse sólo si el beneficio potencial justifica los riesgos eventuales para el feto.

Lactancia: Se desconoce si la eszopiclona es excretada en la leche materna, debiendo emplearse con cuidado en mujeres lactantes.

Uso pediátrico: No se ha establecido la seguridad y eficacia de la eszopiclona en menores de 18 años.




FARMACODINAMIA

Mecanismo de acción: El mecanismo de acción preciso de la eszopiclona como hipnótico es desconocido, pero se cree que su efecto proviene de su interacción con el receptor GABA a nivel de los sitios de unión localizados en la proximidad de los receptores benzodiazepínicos. Es un agonista de los receptores de ácido gamma aminobutírico tipo A (GABA-A) con el que interactúa en forma similar a las benzodiazepinas; sin embargo la eszopiclona actuaría en un dominio diferente o produciría un cambio conformacional distinto al de estos fármacos. En última instancia se produce un incremento de la actividad del GABA. El fármaco acorta el tiempo de inducción del sueño y reduce la incidencia de despertares nocturnos, con lo que aumenta la calidad del sueño y del despertar de la mañana.

Sus efectos se asocian con un perfil electroencefalográfico específico diferente al de las benzodiacepinas. El S-enatiomero de la zopiclona desempeñaría un papel importante en la acción hipnótica del fármaco, posee una afinidad 50 veces superior sobre el receptor GABA-A que el R-zopiclona.

CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS Y TRASTORNOS DE FERTILIDAD

Carcinogénesis: En un estudio efectuado en ratas con dosis de eszopiclona 20 veces superior a la empleada en hombres y 80 veces superior a la empleada en mujeres, no se observó la aparición de tumores.

Trastornos de fertilidad: La eszopiclona disminuyó la fertilidad en un test efectuado en ratas machos y hembras con dosis de hasta 180 mg/kg/día, siendo la dosis segura en ambos sexos de 5 mg/kg, que corresponde a 16 veces la dosis utilizada en humanos.




FARMACODINAMIA

Mecanismo de acción: El mecanismo de acción preciso de la eszopiclona como hipnótico es desconocido, pero se cree que su efecto proviene de su interacción con el receptor GABA a nivel de los sitios de unión localizados en la proximidad de los receptores benzodiazepínicos. Es un agonista de los receptores de ácido gamma aminobutírico tipo A (GABA-A) con el que interactúa en forma similar a las benzodiazepinas; sin embargo la eszopiclona actuaría en un dominio diferente o produciría un cambio conformacional distinto al de estos fármacos. En última instancia se produce un incremento de la actividad del GABA. El fármaco acorta el tiempo de inducción del sueño y reduce la incidencia de despertares nocturnos, con lo que aumenta la calidad del sueño y del despertar de la mañana.

Sus efectos se asocian con un perfil electroencefalográfico específico diferente al de las benzodiacepinas. El S-enatiomero de la zopiclona desempeñaría un papel importante en la acción hipnótica del fármaco, posee una afinidad 50 veces superior sobre el receptor GABA-A que el R-zopiclona.

CARCINOGÉNESIS, MUTAGÉNESIS Y TRASTORNOS DE FERTILIDAD

Carcinogénesis: En un estudio efectuado en ratas con dosis de eszopiclona 20 veces superior a la empleada en hombres y 80 veces superior a la empleada en mujeres, no se observó la aparición de tumores.

Trastornos de fertilidad: La eszopiclona disminuyó la fertilidad en un test efectuado en ratas machos y hembras con dosis de hasta 180 mg/kg/día, siendo la dosis segura en ambos sexos de 5 mg/kg, que corresponde a 16 veces la dosis utilizada en humanos.




INDICACIONES: Tratamiento del insomnio crónico o transitorio.

ACCIÓN TERAPÉUTICA: Hipnótico.




INDICACIONES: Tratamiento del insomnio crónico o transitorio.

ACCIÓN TERAPÉUTICA: Hipnótico.




INTERACCIONES FARMACOLÓGICAS

Fármacos que inhiben el CYP3A4: El sistema enzimático CYP3A4 es la principal vía metabólica para la eliminación de la eszopiclona. La coadministración de ketoconazol, potente inhibidor de este sistema, aumentó más de 2 veces el área bajo la curva de la eszopiclona, mientras que la concentración máxima y la vida media se incrementaron una vez y media vez. Se considera que otros inhibidores del CYP3A4 (itraconazol, claritromicina, nefazodona, troleandomicina, ritonavir, nelfinavir) pueden tener el mismo efecto.

Fármacos que inducen el CYP3A4: El uso concomitante de rifampicina, potente inductor del CYP3A4, disminuye en un 80% la exposición a zopiclona racémica, por lo cual, un efecto similar puede esperarse con la eszopiclona.

Fármacos con alta unión a proteínas plasmáticas: En consideración a que la eszopiclona no está fuertemente unida a proteínas plasmáticas, la administración simultánea de algún fármaco con fuerte unión a proteínas plasmáticas no altera las concentraciones.

Fármacos con índice terapéutico estrecho: La administración de eszopiclona no afecta la farmacocinética de digoxina y warfarina.




ADVERTENCIAS: La suspensión abrupta puede generar síntomas de abstinencia similares a los inducidos por otras drogas depresoras del SNC.

Se debe advertir a los pacientes que reciben eszopiclona, no realizar ocupaciones riesgosas que requieran un completo estado de alerta o de coordinación motora (como operar maquinarias o manejar vehículos).

La eszopiclona administrada conjuntamente con otros fármacos psicotrópicos, anticonvulsivantes, antihistamínicos y etanol, puede potenciar los efectos depresores sobre el SNC. Cuando se indica junto con otros depresores centrales debe ajustarse la dosis de eszopiclona.

PRECAUCIONES: La eszopiclona debe tomarse inmediatamente antes de acostarse ya que si se ingiere en estado de vigilia puede generar problemas de memoria, alucinaciones, incoordinación y mareos.

Administrar con cuidado en pacientes con función respiratoria alterada. La dosis debe reducirse a 1 mg en pacientes con daño hepático severo.

En pacientes con insuficiencia renal no se requiere ajuste de dosis.

En pacientes que reciben inhibidores potentes del CYP3A4, como el ketoconazol, se debe reducir la dosis de eszopiclona. Igual conducta deberá seguirse cuando el paciente recibe agentes probadamente depresores del SNC.

ABUSO, DEPENDENCIA Y TOLERANCIA: La EZL es clasificada en categoría IV en capacidad de producir abuso o dependencia.

Cuando se da en dosis de 6 y 12 mg produce euforia, efecto comparable al diazepam 20 mg. La EZL dada en dosis 2 veces mayores que la dosis máxima recomendada puede estar relacionada con un incremento en los reportes de amnesia y alucinaciones. Las experiencias clínicas con eszopiclona no mostraron evidencias de síndrome de abstinencia importante.

Sin embargo los siguientes efectos adversos fueron consignados durante las pruebas clínicas tras la sustitución del fármaco por placebo: Ansiedad, pesadillas, náuseas y malestar estomacal. Estos trastornos aparecieron con una frecuencia del 2%.

En relación con la tolerancia, alguna pérdida de eficacia del efecto hipnótico puede aparecer con el uso repetido.




ADVERTENCIAS: La suspensión abrupta puede generar síntomas de abstinencia similares a los inducidos por otras drogas depresoras del SNC.

Se debe advertir a los pacientes que reciben eszopiclona, no realizar ocupaciones riesgosas que requieran un completo estado de alerta o de coordinación motora (como operar maquinarias o manejar vehículos).

La eszopiclona administrada conjuntamente con otros fármacos psicotrópicos, anticonvulsivantes, antihistamínicos y etanol, puede potenciar los efectos depresores sobre el SNC. Cuando se indica junto con otros depresores centrales debe ajustarse la dosis de eszopiclona.

PRECAUCIONES: La eszopiclona debe tomarse inmediatamente antes de acostarse ya que si se ingiere en estado de vigilia puede generar problemas de memoria, alucinaciones, incoordinación y mareos.

Administrar con cuidado en pacientes con función respiratoria alterada. La dosis debe reducirse a 1 mg en pacientes con daño hepático severo.

En pacientes con insuficiencia renal no se requiere ajuste de dosis.

En pacientes que reciben inhibidores potentes del CYP3A4, como el ketoconazol, se debe reducir la dosis de eszopiclona. Igual conducta deberá seguirse cuando el paciente recibe agentes probadamente depresores del SNC.

ABUSO, DEPENDENCIA Y TOLERANCIA: La EZL es clasificada en categoría IV en capacidad de producir abuso o dependencia.

Cuando se da en dosis de 6 y 12 mg produce euforia, efecto comparable al diazepam 20 mg. La EZL dada en dosis 2 veces mayores que la dosis máxima recomendada puede estar relacionada con un incremento en los reportes de amnesia y alucinaciones. Las experiencias clínicas con eszopiclona no mostraron evidencias de síndrome de abstinencia importante.

Sin embargo los siguientes efectos adversos fueron consignados durante las pruebas clínicas tras la sustitución del fármaco por placebo: Ansiedad, pesadillas, náuseas y malestar estomacal. Estos trastornos aparecieron con una frecuencia del 2%.

En relación con la tolerancia, alguna pérdida de eficacia del efecto hipnótico puede aparecer con el uso repetido.




ADVERTENCIAS: La suspensión abrupta puede generar síntomas de abstinencia similares a los inducidos por otras drogas depresoras del SNC.

Se debe advertir a los pacientes que reciben eszopiclona, no realizar ocupaciones riesgosas que requieran un completo estado de alerta o de coordinación motora (como operar maquinarias o manejar vehículos).

La eszopiclona administrada conjuntamente con otros fármacos psicotrópicos, anticonvulsivantes, antihistamínicos y etanol, puede potenciar los efectos depresores sobre el SNC. Cuando se indica junto con otros depresores centrales debe ajustarse la dosis de eszopiclona.

PRECAUCIONES: La eszopiclona debe tomarse inmediatamente antes de acostarse ya que si se ingiere en estado de vigilia puede generar problemas de memoria, alucinaciones, incoordinación y mareos.

Administrar con cuidado en pacientes con función respiratoria alterada. La dosis debe reducirse a 1 mg en pacientes con daño hepático severo.

En pacientes con insuficiencia renal no se requiere ajuste de dosis.

En pacientes que reciben inhibidores potentes del CYP3A4, como el ketoconazol, se debe reducir la dosis de eszopiclona. Igual conducta deberá seguirse cuando el paciente recibe agentes probadamente depresores del SNC.

ABUSO, DEPENDENCIA Y TOLERANCIA: La EZL es clasificada en categoría IV en capacidad de producir abuso o dependencia.

Cuando se da en dosis de 6 y 12 mg produce euforia, efecto comparable al diazepam 20 mg. La EZL dada en dosis 2 veces mayores que la dosis máxima recomendada puede estar relacionada con un incremento en los reportes de amnesia y alucinaciones. Las experiencias clínicas con eszopiclona no mostraron evidencias de síndrome de abstinencia importante.

Sin embargo los siguientes efectos adversos fueron consignados durante las pruebas clínicas tras la sustitución del fármaco por placebo: Ansiedad, pesadillas, náuseas y malestar estomacal. Estos trastornos aparecieron con una frecuencia del 2%.

En relación con la tolerancia, alguna pérdida de eficacia del efecto hipnótico puede aparecer con el uso repetido.




PRESENTACIÓN: VALNOC® Tabletas, cada tableta recubierta contiene 3 mg de eszopiclona. Caja por 15 tabletas (Reg. San INVIMA 2011M-0012097). Cada tableta recubierta contiene 2 mg de eszopiclona. Caja por 15 tabletas (Reg. San INVIMA 2011M-0012217).




FARMACOCINÉTICA: Tras la administración oral, la eszopiclona es rápidamente absorbida; alcanza concentraciones plasmáticas máximas en aproximadamente 1 hora, con una vida media de 6 horas. No presenta acumulación, con una dosis única diaria. Su débil unión a proteínas plasmáticas (52 - 59%), ofrece poca interacción con otros fármacos.

La eszopiclona es extensamente metabolizada por oxidación y desmetilación, siendo los principales metabolitos plasmáticos la S-zopiclona-N-óxido y la S-N-desmetilzopiclona.

Estos metabolitos se unen a los receptores GABA con una potencia sustancialmente menor que la eszopiclona. Los estudios in vitro han demostrado que las enzimas CYP3A4 y CYP2E1 son responsables del metabolismo hepático de eszopiclona. Se considera que un 75% de la dosis oral de eszopiclona se eliminaría en forma de metabolitos por vía urinaria, mientras que menos del 10% del principio activo es eliminado en forma libre, no metabolizada.

La administración de eszopiclona inmediatamente después de una comida abundante y rica en grasas provoca una reducción del 21% en la concentración máxima alcanzada, retarda 1 hora la aparición del pico plasmático máximo. Por consiguiente los efectos de la eszopiclona sobre el sueño pueden reducirse si el fármaco es consumido en forma conjunta o inmediatamente después comidas abundantes y/o ricas en grasas.

Adultos mayores: Los mayores de 65 años presentan un aumento del 41% en el área bajo la curva (AUC) y una vida media de eliminación algo más prolongada (9 h) respecto a los adultos jóvenes. En estos pacientes se debe reducir la dosis inicial de la eszopiclona.

Sexo y raza: La farmacocinética de la eszopiclona es similar en hombres, mujeres y en los sujetos de distintas razas.

Insuficiencia hepática: El área bajo la curva se puede duplicar en pacientes con daño hepático severo, sin presentar cambios de importancia en deficiencias leves a moderadas. Por lo anterior en pacientes con disfunción hepática severa la dosis de eszopiclona deberá ser un 50% de la dosis habitual.

Insuficiencia renal: No se requiere ajuste de dosis en pacientes con insuficiencia renal ya que menos del 10% de la eszoplicona es excretada en la orina en forma libre.




SOBREDOSIFICACIÓN: Existe experiencia clínica limitada en relación con la sobredosis por eszopiclona. Se ha registrado un caso de sobredosis con 36 mg de la droga, con recuperación completa del paciente. Asimismo, se han registrado recuperaciones con sobredosis de hasta 340 mg de zopiclona racémica (equivalente a 56 veces la dosis máxima recomendada de eszopiclona).

La sobredosis se presenta como un deterioro de la conciencia que va de la somnolencia al coma. Se han registrado raros casos de desenlace fatal en pacientes con sobredosis de zopiclona racémica, generalmente asociada con la sobredosis simultánea de otros depresores del SNC.

El tratamiento consistirá en medidas generales de sostén, y el empleo de lavado gástrico según necesidad. El flumazenil puede ser útil. La hipotensión arterial y la depresión del SNC deben ser monitoreadas y tratadas apropiadamente. No se ha determinado la utilidad de la diálisis.