VENATIL

Cápsulas

(GLUCÓSIDOS VITIS VINIFERA )

Terapia varicosa sistémica (C5C)

ADMINISTRACIÓN Y POSOLOGÍA
COMPOSICIÓN
CONTRAINDICACIONES
INDICACIONES
PRESENTACIÓN
PROPIEDADES FARMACÉUTICAS

DOSIS: Vía oral. Tomar 1 cápsula 3 veces al día. La dosis se puede aumentar hasta 5 cápsulas diarias a criterio del médico tratante. Se recomienda tomar cada cápsula con abundante cantidad de agua.




COMPOSICIÓN: Cada CÁPSULA contiene 350 mg de polvo criotriturado de hojas de vitis vinífera (vid roja) con un contenido superior al 4% de polifenoles totales y un mínimo de 0,2% de antocianósidos expresados como 3-glucósido-cianidol.




CONTRAINDICACIONES Y ADVERTENCIAS: Hipersensibilidad a cualquiera de los componentes del producto.




INDICACIONES: Síntomas asociados a la insuficiencia venosa y hemorroides.




PRESENTACIÓN: Caja con 45 cápsulas (Reg. San. PFM2011-0001682).

Mantener fuera del alcance de los niños.

Almacenar en su envase y empaque original a una temperatura no superior a 25 ºC.




PROPIEDADES: Las hojas utilizadas para la elaboración del extracto presentan la mayor concentración de los componentes que definirán la actividad de VENATIL®: los polifenoles y los antocianósidos.

Las proantocianidinas que contienen las hojas de vid roja poseen propiedades antioxidantes capaces de proteger las células basales del daño inducido por los radicales libres y de estabilización del colágeno presente en las membranas de los vasos. Los flavonoides serían también capaces de reforzar la adhesión de las células endoteliales al reducir la permeabilidad de la pared vascular y el paso de líquido al tejido intersticial que rodea los vasos, como consecuencia de la exposición a los mediadores químicos de la inflamación. Este último efecto previene la formación de edema en las extremidades inferiores y lo reduce, en el caso de que ya se hubiera desarrollado. Estas acciones, en términos globales, confieren a los principios naturales contenidos en el extracto de hojas de vid roja una propiedad favorecedora del refuerzo de la pared venosa, que se traduce en una ayuda valiosa para contrarrestar el edema y para atenuar la sensación de pesadez de piernas asociada a la Insuficiencia Venosa Crónica.

Los principios naturales presentes en las hojas de vid roja ejercen así una acción «sellante» sobre los capilares y reforzadora del endotelio. Esta acción va acompañada por un efecto estabilizador de la pared de los vasos y un aumento de su elasticidad. Se ha demostrado que los flavonoides contenidos en las hojas de vid roja, además de inhibir la actividad de la enzima hialuronidasa, que es la principal responsable de la destrucción enzimática de los elementos estructurales que constituyen la estructura de la pared basal, poseen una acción estabilizadora sobre el colágeno formando «puentes» que aumentan la cohesión y la solidez de la matriz de la pared basal.

Sus beneficiosas propiedades se deben a la presencia de diversas sustancias vasoprotectoras. Los antocianósidos presentan una importante actividad vitamínica P que permite combatir la insuficiencia venosa y la fragilidad capilar cutánea (por aumento de la resistencia de los vasos y disminución de su permeabilidad). También contiene taninos que favorecen la contracción de las células musculares de los vasos, facilitando el retorno venoso de la sangre acumulada en los miembros inferiores hacia el corazón. En definitiva, la vid roja tonifica las venas mejorando la sensación de piernas cansadas, las varices, la cuperosis (telangiectasias), la fragilidad capilar y las hemorroides.